No se Vende

Los vecinos contra el mall

Cuando una inmobiliaria que construiría un mall le ofreció cientos de millones por su vivienda, el vecino de Bellavista Mauricio Montecinos puso en su antejardín un letrero que dice: “No se vende, ni mi casa ni mi barrio”. Hoy vive en una casa-isla. A su acto de resistencia, que busca resguardar el patrimonio del sector, se sumaron sus vecinas. Usando recursos judiciales y administrativos lograron que entrara en curso el proceso de invalidación del permiso de edificación de la obra. Pero este se entrampó en la burocracia y las luchas de poder. Ellos seguirán resistiendo.